PEMAR MAN 27.464 6X6 “Tres Patas”

Camión de competición construido por Pemar Racing Trucks. Camión construido durante el 2006 y diseñado para participar en la categoría T4 (camiones de competición) en el Dakar 2007. Ha superado todas las pruebas de fiabilidad a las que ha sido sometido, por ejemplo participando en la Sahara-Aventura 2006 prueba de 5 etapas por las peores pistas de Marruecos sin tener una sola avería.

 

 

 

A continuación se reproduce el artículo sobre este camión publicado en la revista Auto-Aventura del mes de marzo de 2007.

A lo grande

Durante el transcurso de la pasada edición de la Sahara Aventura hemos tenido ocasión de conocer de cerca el último vehículo desarrollado por el equipo Pemar Racing Trucks, un modelo de la firma germana MAN en configuración 6x6 en el que el equipo tiene centradas sus expectativas para las próximas temporadas.

Por Francisco Díaz


 

 

El último desarrollo del equipo Pemar Racing Trucks es este MAN 6x6, que forma parte de un ambicioso proyecto cuya pretensión es la de inscribir dos camiones similares en la edición del Dakar del próximo año 2008.

 

 

Como no participaron en esta última, para testar el nuevo vehículo acudieron a la última edición del Sahara Aventura, con "Momo" Martín y Antonio Martínez, aunque en otras pruebas estará presente también Beatriz García.

 

 

 

La mayor parte del trabajo efectuado sobre este vehículo ha sido desarrollado por los propios componentes del equipo en sus instalaciones. Partiendo de un camión de tracción total MAN 27.464, un modelo muy parecido a los que habitualmente podemos ver en las obras de nuestro país, se han realizado toda una serie de mejoras necesarias para poder afrontar grandes competiciones en África.

 

 

Entre ellas se incluyen la duplicación de los refuerzos y anclajes de la cabina, la instalación de un arco de seguridad que rodea el habitáculo, la instalación de un protector de bajos -cuyo diseño será mejorado, ya que resultó dañado en un impacto con una piedra durante el transcurso de la prueba- la reforma del interior de la cabina,

 

 

con la instalación de tres backets, el central situado en una posición elevada y retrasada con respecto a los otros dos, y por último la inclusión de un sistema de control de la presión de los neumáticos, que con racores exteriores a las ruedas, cuenta con un mando en el interior con el que se pueden inflar y desinflar las ruedas en función del terreno recorrido.

 


 

 

En cuanto a la parte mecánica, el propulsor es un seis cilindros en línea que cubica 11.900 c.c., y que otorga una potencia máxima de serie de 464 CV, cifra que tras algunas mejoras se ha aumentado, siempre primando la fiabilidad del propulsor, hasta los 530 CV. Los neumáticos cuentan con medida 14,00 en llantas de 20, y el compuesto de los ejes traseros es distinto al del delantero, se han escogido neumáticos de la firma Goodyear detrás y Michelin delante. Para la suspensión cuenta con un solo amortiguador por rueda.

 

 

La caja ha sido realizada a base de aluminio, mientras que para reducir peso el techo es de un compuesto plástico muy ligero. En el interior, en la parte trasera, destacan los soportes para cuatro ruedas de repuesto, seguidos de una estructura en la que se ubican numerosos cajones para transportar repuesto y equipo.

 

 

Una portezuela situada en el lado derecho de la caja permite acceder a la parte principal del habitáculo, donde encontramos, justo de frente, un tablero de herramientas con todo tipo de útiles, que también se sitúan en el interior de la propia portezuela. En la parte más cercana a la cabina se ubica un generador, además de un compresor, un equipo de soldadura y un bidón de 200 litros de combustible, aunque la definición de esta parte aún está por completar, ya que está pendiente instalar un banco de trabajo.

 

 

 

Con estos mimbres la verdad es que el comportamiento del camión es espectacular en cualquier tipo de terreno.

 

 

En la arena, y con los neumáticos a una presión adecuada, las dunas parecen empequeñecerse, mientras que en las rápidas hamadas el comportamiento es muy noble, permitiéndose incluso cruzadas que son fácilmente corregidas a base de gas y contravolante,

 

 

ofreciendo siempre unas imágenes realmente sorprendentes, ya que no deja de sorprender que un mastodonte de este tamaño pueda desenvolverse de forma tan ágil.